Amparo Arróspide: “Sheriff trotters”

Translated by Beatrix Webb, Ella-Rose Smallwood-Gillan and Jenna Slade (University of Leeds). Read and edited by Robin Ouzman Hislop

Sheriff trotters

 

Sheriff trotters                                                              Traditional dish  

 

Ingredients: 

 36 sheriff trotters   

120 soft cloths 

1 town square with a glee club of shepherds 

36 tablespoons of urn oil 

500-600 drops of evergreen lime  

 

Cooking Instructions:

1. We clean the trotters, varnish the nails counterclock wise and wrap ourselves in a canvas.

2. We bring the town square to a boil with abundant joy and salt, then add the trotters until they quiver. We set aside in the glee club of shepherds.

3. We cook the soft cloths, ironed at the corners on a cross, sprinkling with the urn oil. We pour them in the town square with a crash

4. Shouting “There won’t be a Revolution unless it’s televised” we keep stirring so as not to be as thick as two short planks.

5. We sprinkle with the drops of evergreen lime.

 

 

 

Leído por la autora

Manitas de alguacil

 

Manitas de alguacil                                       Plato tradicional

 

Ingredientes:     

 

36 manitas de alguacil

120 paños tiernos

1 plazuela con ronda de pastores

36 cucharadas soperas de aceite de urna

500-600 gotas de verde verdelimón

 

Preparación:

 

1. Limpiamos las manitas, barnizamos las uñas en sentido contrario a las agujas del reloj y nos envolvemos en un lienzo.

2. A ebullición llevamos la plazuela con abundante alegría y sal, incorporando entonces las manitas hasta que estremezcan. Reservar en la ronda de pastores.

3. Cocemos los paños tiernos, planchados al bies en punto de cruz, asperjando con el aceite de urna. Los vertemos en la plazuela con estrépito.

4. Al grito de “La revolución será televisada o no será” seguimos removiendo  hasta obtener uno o dos dedos de frente.

5. Rociamos con las gotas de verde verdelimón.

****

Amparo Arróspide: “Meanwhile in the cafés”

Translated by Beatrix Webb, Ella-Rose Smallwood-Gillan and Jenna Slade (University of Leeds). Read and edited by Robin Ouzman Hislop

Meanwhile in the cafés…

 

As life wakes up    daily routine of   nights seems to fade away into the siren song of the Fruit machines. Fruit machines are the nightmare of a philosopher – the one being prone to suffer and rejoice in the unattainable/ attainable knowing ledge, i.e.  the judgemental one, i.e.  the judged one, who is sentenced and convicted to be locked up in a maximum security cell and so the panopticon business expands.

Well, enough of this idle chit-chat. With Fruit machines you play the game and Fruit machine junkies are good for business and what’s good for business feeds a Polis: curly kale grows inside its tubes, Comanches on horseback grow exultant in their feathers which were once useful to dinosaurs and to give wings to daily routine of nights.

*

Leído por la autora

Mientras tanto en las cafeterías…

 

Al llegar la vida lo cotidiano de la noche parece esfumarse en el ruido de las Tragapesos. Las Tragapesos son la pesadilla del filósofo – el inclinado a padecer y gozar por el cono por el cimiento inapresable o apresable luego sentencioso luego sentenciado y convicto luego recluido en celda de máxima seguridad y así se acrecienta el negocio panópticon.

 

Bien, basta de palabrería con las Tragapesos se juega y los ludópatas son buenos para el negocio y lo bueno para el negocio riega la pólis: crecen las escarolas en sus tubos crecen los indios a caballo comanches enardecidos de plumas originalmente útiles a los dinosaurios y al darle alas a lo cotidiano de la noche

 

************************

 

 

Antonio Martínez Arboleda: “Pepe”

 

Wiersz przetłumaczony przez Kamila Żukowska (Uniwersytet Łódzki) i czytany przez Bea Lenc-Studniarska

Pepe 

 

Ostrożny chód, 

spięte plecy, 

gruba szyja, 

czcigodna łysina, 

krople zaschniętej krwi 

z nieporadności przy goleniu. 

 

W towarzystwie 

anioła bez skrzydeł, 

z tych, którzy idą zmęczeni 

w rytmie kwaśnego bębna wnętrzności   

przez ulice pełne złomu, 

przez place godne pożałowania. 

 

Tego dnia 

ogień piekieł 

postanowił przygasnąć na chwilę, 

by pozostać niezauważonym, 

z obawy, że to  

byłby jego koniec. 

 

Tej nocy 

kwadratowy biały księżyc, 

milczący, 

pusty, 

jedyne źródło światła 

w czasie niewzruszonego czuwania, 

został przyćmiony dobrem  

i gorącym blaskiem. 

 

I następnego poranka 

anioł począł iść 

w nierównym rytmie, 

krokiem  

radośnie swobodnym.  

 

I już na ulicy 

szukał w zakamarku pamięci 

pieśni 

dla swej radości, 

drogi 

do miejsca zapomnienia. 

 

 

Leído por el autor

Pepe

 

Andar circunspecto,

espalda cargada,

cuello gordo,

santa calva,

gotas de sangre reseca

de no saberse afeitar.

 

Acompañado

de un ángel sin alas

de los que marchan cansinos

a ritmo de tambor de tripas agrio

por calles de saldo,

por plazas de lástima.

 

Ese día,

el fuego de los infiernos

decidió apaciguarse por un rato,

para no llamar mucho la atención,

temeroso de que aquello fuese

un aviso de su fin.

 

Esa noche,

la luna cuadrada y blanca,

silenciadora,

vacía,

fuente única de luz

en la vigilia despiadada,

quedó eclipsada de bienes

y calórico resplandor.

 

Y a la mañana siguiente,

el ángel echó a andar

sin ritmo que seguir,

con paso

gozosamente deslavazado.

 

Y ya en la calle

rebuscó en el contenedor de su memoria

una canción

para su dicha,

un compás

donde olvidar.

 

(Del libro Los viajes de Diosa)

Sitio del autor

 

María Paz Moreno: “Seventeen”

Translated by Eleanor Barton, Will Challis, Saisha Gulamhussein and Katie Hodgson. Read by Will Challis (University of Leeds).

Seventeen

 

The number seventeen bus

takes me from the university into town.

The city, any city of the rich North,

moves laboriously, buried under the snow

and accustomed to the cruelty of thermometers.

 

Still shivering, I hand over the coins

in exchange for the privilege of human warmth

and the condensation on the windowpanes. I pay,

thankful for having been saved

from my shipwreck adrift on the frozen sea.

 

I am not Black. I am not Black. Dozens of eyes

gnaw at me like frenzied fish

fighting over a feed. I sit down in silence.

I think about García Lorca and the king of Harlem,

I think about Blackness and beauty,

I think about the creases around their mouths,

about the oasis in the palms of their hands

and the untameable curls of their hair.

 

They do not know it, but there is something telluric

in the way their words and skins brush against each other

in the survival instinct

that becomes music and large families,

covering the cracked walls in the poorest neighbourhoods

with love and violence.

 

I make a mental note:

There is nothing more spiritual in America than Black folk.

 

At the immigration office,

while filling in forms

they want to know the colour of my eyes.

And then of my hair, too. Finally

they offer me various boxes to indicate,

bluntly, what is my race: White?

 

It would be difficult to summarise the history of Spain

and explain to them that I am neither white nor Black,

I am made of different bloods and peoples;

that my nose is Jewish, my features maybe Arab

and my surname, Moreno, possibly Castilian.

 

It occurs to me that they are not interested

and, besides, it doesn’t fit in their boxes. In defeat,

I declare myself part of the victorious race.

 

But I think of Black folk with envy at

the profound kinship that defines

and protects them,

because at least

they know of the pride of being different

and not being able to hide it.

And not wanting to either.

 

 

Leído por la autora

Diecisiete

 

El autobús número diecisiete

me lleva de la universidad al centro.

La ciudad, una cualquiera del Norte rico,

se mueve trabajosamente, sepultada bajo la nieve

y acostumbrada a la barbarie de los termómetros.

 

Aún tiritando, entrego las monedas

a cambio del privilegio del calor humano

y el vaho en los cristales. Pago

agradecida por haber sido salvada

de mi naufragio a la deriva en un mar helado.

 

No soy negra. No soy negra. Decenas de ojos

me mordisquean como peces ávidos

disputándose el alimento. Me siento en silencio.

Pienso en García Lorca y en el rey de Harlem,

pienso en la negritud y en la belleza,

pienso en las arrugas alrededor de sus bocas,

en el oasis de las palmas de sus manos

y los rizos indomables de su cabello.

 

Ellos no lo saben, pero hay algo telúrico

en la manera en que se hablan y se rozan,

en el instinto de supervivencia

que se hace música y familia numerosa,

cubriendo de amor y de violencia

las paredes agrietadas de los barrios más pobres.

 

Anoto mentalmente:

los negros son lo más espiritual de América.

 

En la oficina de inmigración,

al rellenar formularios

quieren saber el color de mis ojos.

También el de mi pelo. Por último

me ofrecen varias casillas para que indique,

sin más rodeos, cuál es mi raza: ¿Blanca?

 

Sería difícil resumirles la historia de España

y explicarles que no soy blanca ni negra,

que estoy hecha de sangres y de pueblos distintos;

que mi nariz es judía, mis rasgos tal vez árabes

y mi apellido, Moreno, posiblemente castellano.

 

Se me ocurre que no les interesa

y además no encaja en las casillas. Resignada,

me declaro parte de la raza victoriosa.

 

Pero pienso con envidia en los negros

y la hermandad profunda que les define

y les protege,

porque al menos ellos

saben del orgullo de ser distinto

y no poder ni querer ocultarlo.

 

(Geografía enemiga. Los dones perversos. Zaragoza: Libros del
Innombrable, 2005)

Sitio web de la autora: https://www.mariapazmoreno.com/

Pablo Pérez Rueda (Blon): “AႱƎﮐOɊ”

Blon. Imagen de RTVE

Wiersz przetłumaczony przez Kamila Żukowska (Uniwersytet Łódzki) i czytany przez Bea Lenc-Studniarska

AႱƎﮐOɊ

 

Ty co zawsze

byłaś wolna

w rękach poety,

we wzroku starca,

w głosie barda.

 

Ty co nigdy

nie wyróżniałaś

marszałka i włóczęgi,

pracowitego i głupca,

świętego i grzesznika.

 

Teraz chcą zaszyć

twoje szafirowe usteczka,

strzelić wprost,

by wyciszyć

twój głos.

 

Chcą wbić włócznię

w środek pępka

i chłostać w każdym wersie,

który tworzy twą pieśń.

 

Już nie szanują twej formy

ani nie podziwiają piękna

skrywającego w swej prawdzie

znak interpunkcyjny.

 

Kiedy spiją twą krew

i zostawią same żyły,

powiedz im, że nigdy nie umierasz

w umyśle pisarza.

 

Opowiedz im, jak pojawiłaś się

dużo wcześniej niż pismo

i jak powstałaś

przeciw tyranowi.

 

Że już nas nie zastraszą

ich haniebne groźby,

naszym imieniem jest Wolność

naszym nazwiskiem Słowa.

 

 

AIƎƧOɊ

 

Tú que siempre

has sido libre

en los dedos del poeta,

en la mirada del viejo,

en la voz del trovador.

 

Tú que nunca

has distinguido

al mariscal y al vagabundo,

al labrador y al inculto

al santo y al pecador.

 

Ahora pretenden coserte

tu boquita de zafiro,

dispararte a bocajarro

para silenciar

tu voz.

 

Quieren clavarte una lanza

en el centro del ombligo

y azotarte en cada verso

que compone tu canción.

 

Ya no respetan tu forma

ni admiran la belleza

que camufla en su verdad

un signo de puntuación.

 

Cuando se beban tu sangre

y dejen tus venas yermas

diles que tú nunca mueres

en la mente del autor.

 

Cuéntales cómo viviste

mucho antes de la escritura

y cómo te has levantado

delante del dictador.

 

 

María Paz Moreno: “The Obstinance of Water”

Translated by Julia Behan, Evelyn Blackwell and Emily James (University of Leeds). Read by Evelyn Blackwell 

 

The Obstinance of Water 

 

The hunger of the birds 

is not sated by the dawning of spring. 

 

Today I went down to the river 

to ask her for her certainty, 

for her testimony,  

for her strength to carry logs and branches. 

 

Standing on the bridge  

I listen to her rising froth’s furious speech. 

 

Words are water. Hope is water. 

Relentless flow, undeterred by obstacles 

preaching perseverance by example 

and sacred obstinance in every swirl. 

 

Ohio River, 

I will tattoo your name on my skin if you tell me what you know. 

If you share with me your ancient knowledge, 

the current’s eternal impulse 

which gives you meaning. Tell me whether your murmurs 

are an extinct language, an ancestral cry 

or a lullaby.  

 

 

Tell me if you still hold on to the memory  

of those who crossed you, furtive, 

in their desperate leap to the other side.  

No more shackles, no more whips, behind  

the fields of white flowers over their shoulders, 

hands calloused from drying tobacco under the Southern sun. 

 

Tell me,  

did you cry with them when they reached the other side? 

 

To be alive, to be free like a river 

while a sparrow picks at the bushes, 

plucking off, with light precise pecks, 

the small red berries that pepper the branches. 

 

Leído por la autora

Obstinación del agua

 

El hambre de los pájaros

no se sacia al llegar la primavera.

 

Hoy he bajado hasta el río

a preguntarle por su certeza,

por su papel de testigo,

por la fuerza con que empuja troncos y ramas.

 

De pie sobre el puente

escucho el discurso furioso de su espuma alzada.

 

La palabra es agua. La esperanza es agua.

Fluye imparable, indiferente a los obstáculos

predicando persistencia con el ejemplo

y obstinación sagrada con cada remolino.

 

Río Ohio,

me tatuaré tu nombre si me cuentas lo que sabes.

Si compartes conmigo tu saber antiguo,

el impulso eterno de la corriente

que te da sentido. Dime si tu rumor

es idioma extinto, grito ancestral

o canción de cuna.

 

Dime si aún guardas el recuerdo

de quienes te cruzaron, furtivos,

en su salto desesperado al otro lado.

No más grilletes, no más látigos, atrás

los campos de flores blancas sobre la espalda,

las manos agrietadas de secar tabaco bajo el sol sureño.

 

Dime,

¿lloraste con ellos cuando alcanzaron la otra orilla?

 

Estar vivo. Ser libre como un río

mientras un gorrión picotea los arbustos

arrancando con golpes leves y precisos

pequeñas frutas rojas que perlan las ramas.

 

(Amiga del Monstruo. Sevilla: Renacimiento, 2020)

Sitio web de la autora: https://www.mariapazmoreno.com/

Roxana Crisólogo Correa: “Daughter”

 

 

Translated by Clara Cruz, Ruth Hill, Encarnación Jiménez, Daisy King and Lucy Thompson. Read by Lucy Thompson (University of Leeds)

daughter

 

Daughter

you have decided to embark on a journey beyond reason

you have told me that between reason and your destination

lies something more than a seven hour journey

miles

without a shared language

 

no-one understands why I let you migrate

go to the other side

 

A well-behaved girl should first be sure of herself

before

she should know her history

define her boundaries

 

A Turkish flight attendant will tell you that the journey

is not really what it seems

she will tell you that it is more like a kind of homecoming

 

Just like birds

we know the right moment

we rise and we fall

ascend and descend

from the plane

with the dream that the world is ours

 

There will always be someone waiting for you behind the arrival gate

someone with flowers and balloons

reaching out a hand so you can make the leap of faith

to this side of the sand

and the haze

there will always be someone who promises to take you to this other side

of feelings

in a fleeting journey

 

Do not forget your mother’s advice

you who saw her run from one immigration control to another

 

We rise and we fall

we ascend and descend from the plane

with the dream that the world is ours.

 

 

 

 

Poema leído por la autora

 

Hija

 

Hija

has decidido emprender un viaje más allá de la razón

me has comunicado que desde la razón hasta allí

son algo más de 7 horas de viaje

millas

sin que medie lenguaje en común

 

nadie entiende por qué te dejo migrar

ir al otro lado

 

La niña primero debería mirarse el ombligo

antes

debería conocer su historia

definir sus latitudes

 

Una azafata turca te explicará que el viaje

no es en realidad lo que parece

te dirá que más bien se trata de un retorno

 

Igual que las aves

sabemos el momento indicado

subimos y bajamos

ascendemos y descendemos

del avión

con la ilusión de que el mundo es nuestro

 

Siempre habrá alguien que te espere detrás de la puerta de salida

alguien que con flores y globos

te extienda una mano para que des el salto mortal

a este lado de la arena

y la neblina

siempre habrá alguien que prometerá llevarte a este otro lado

de sensaciones

en un viaje fugaz

 

No olvides los consejos de tu madre

tú que la viste correr de un control de inmigración a otro

 

Subimos y bajamos

ascendemos y descendemos del avión

con la ilusión de que el mundo es nuestro.

Maria-Mercè Marçal: “Song for the road”

 

 

 

 

Translated by George Blackhurst-Patrick and Anna-Karina Yuill (University of Leeds

 

song for the road

 

Do you want to come to my boat?

There are violets aplenty!

We’ll go far, with no regret

for what we will have left behind.

 

We’ll go far, with no regret

-and we’ll be two, we’ll be three.

Come, come to our boat,

the raised sails, the open sky.

 

There will be oars for every arm

-and we’ll be four, we’ll be five!-

and our eyes, scattered stars,

will forget all limits.

 

We’ll leave in March, with the gale,

and with clouds of a shaken heart.

Yes, we’ll be twenty, we’ll be forty,

and with the moon for a flag.

 

Witches of yesterday, witches of the day,

we’ll meet them on the open sea.

It will be spread around, life

like a flowering dance.

 

Within the skin of the salty wave

we’ll be five hundred, we’ll be a thousand.

We’ll lose count at the turn.

Together, we’ll make the night ours.

 

 

 

 

cançó de fer camí

 

Vols venir a la meva barca?

Hi ha violetes, a desdir!

anirem lluny sense recança

d’allò que haurem deixat aquí.

 

Anirem lluny sense recança

-i serem dues, serem tres.

Veniu, veniu, a la nostra barca,

les veles altes, el cel obert.

 

Hi haurà rems per a tots els braços

-i serem quatre, serem cinc!-

i els nostres ulls, estels esparsos,

oblidaran tots els confins.

 

Partim pel març amb la ventada,

i amb núvols de cor trasbalsat.

Sí, serem vint, serem quaranta,

amb la lluna per estendard.

 

Bruixes d’ahir, bruixes del dia,

ens trobarem a plena mar.

Arreu s’escamparà la vida

com una dansa vegetal.

 

Dins la pell de l’ona salada

serem cinc-centes, serem mil.

Perdrem el compte a la tombada.

Juntes farem nostra la nit.

 

Foto de Rafael Vargas CC BT 2.0 (Wikipedia)

Alí Calderón: “Democrazia Messicana”

 

 

 

 

Poesia tradotta da Federica Cappellone (Università degli Studi di Macerata) e letta da Francesca Di Presa

DEMOCRAZIA MESSICANA

un altro cadavere trovato in una borsa nera

vicino là un corpo il vento un ponte

a due isolati: testa irsuta occhi aperti

tra le altre notizie: trenta giustiziati il fine settimana colpo

di grazia alcuni con segni di tortura il salvataggio fallito

di un sequestro un dito un anello un pacco di giornale

tra le altre notizie: sono finite e sono iniziate le campagne c’è

buona volontà a Washington la riforma migratoria questo

bimestre si abbatte su un punto la povertà il benessere la

gioia

 

in lontananza la fuga di un camion

 

e dopo il silenzio

 

aprono la borsa nera

la puzza la muffa nella carne:

 

una neonata.

 

 

DEMOCRACIA MEXICANA

 

otro cadáver encontrado en una bolsa negra

cerca de ahí un cuerpo el viento un puente

a dos cuadras: una cabeza hirsuta ojos abiertos

entre otras noticias: treinta ejecutados el fin de semana tiro 

de gracia algunos con marcas de tortura el rescate fallido 

de un secuestro un dedo un anillo un hato de periódico

entre otras noticias: terminaron e iniciaron las campañas hay

buena voluntad en Washington la reforma migratoria este

bimestre se abate en un punto la pobreza el bienestar la 

dicha

 

a lo lejos el escape de un camión

 

y después el silencio

 

abren la bolsa negra

el hedor el moho en la carne:

 

una recién nacida.

 

Leído por Antonio Martínez Arboleda