Amparo Arróspide: “It wasn’t a pointless question”

 

Translated by Leah West and Kathryn Douglas (University of Leeds). Read and edited by Robin Ouzman Hislop

 

and must the magical world die with you?  

Antonio Machado. “Galleries LXXVIII”

It wasn’t a pointless question

sitting beneath the tea tree

nor a finale nor an addiction to life

in Kali grams

you didn’t lose

the compass,  the path, the paintbrush

did you find them?

 

[through the corner of a mirror

the shadow of the past looms

or a silver platter in the drizzle]

 

one step in front of another

the penultimate moves

through a canvas of leaves, Kali-

graphy of tea, asking questions

without an answer to tell yourself  what will  distance be

now that we are never alone what will distance be.

 

 

Leído por la autora

 

¿Y ha de morir contigo el mundo mago?

Antonio Machado. “Galerías LXXVIII”

No fue pregunta inútil

sentarse bajo el árbol del té

no un acabóse ni adicción a la vida

en kali gramas

no perdiste el compás

ni el rumbo ni el pincel

¿los encontraste?

 

[por un rincón de espejo

la sombra del pasado se entreabre

o bandeja de plata en la llovizna]

 

Un pie apoyando, otro

el penúltimo se mueve

por un lienzo de hojas, kali-

grafía del té, hacer preguntas

sin respuesta decirse y qué será la distancia

ahora que nunca estamos solos qué será la distancia.

 

 

***

Amparo Arróspide: “Still life”

 

Translated by Bradley Adler, Lucy Quinn and Tori Thompson (University of Leeds). Read and edited by Robin Ouzman Hislop

still life

 

I saw a still life

with my own eyes;

inanimate, dead,

smiling at me from the wall

and the table

and from the depths of my being.

Then I wanted to run my fingers over her body

and give her life with only a touch

and give her blood with only a look

so that she can love

and love me

as I watched her, lonely.

*

 

Leído por la autora

 

Yo vi la naturaleza sin vida

con mis ojos;

inanimada, muerta,

sonriéndome desde la pared

y la mesa

y desde el fondo de mi ser.

Entonces quise pasar mis dedos por su cuerpo

y con solo tocarla darle vida

y con solo mirarla darle sangre

para que pueda amar

y amarme a mí

que la observaba, solitaria.

 

Amparo Arróspide: “Tell me my love”

Translated by Rhys Allan. Read and edited by Robin Ouzman Hislop

 

 

[And the vintage in the clay pots is abundant]

 

TELL ME MY LOVE                  if naked we arrive and naked we depart

our parts covered with nothing but our hands

like wafers, for dessert or communion, crumbling to pieces

one hand as a fig leaf

and the other   behind our non-existing swiss accounts

nor anywhere else in fact

 

if our nakedness is a source of greater virtue

if so much  nakedness is a great sauce for our virtue

 

let me give you   a traditional recipe

just in case

Ingredients:

10 pieces of voyeur, of 100 gram each

1 can of conscious breathing

1 litre of road level curves

10 crystal clear waters

8 tablespoons of very cold air

100 grams of foal’s mane and/or a lady’s locks

1 pinch of wildflowers

 

Cooking instructions:

 

1. Bring the voyeur to the boil and chop it paying attention to the waistline.

2. Pour the crystal clear waters into the very cold air together with the conscious breathing. After a few minutes stir the voyeur into the concoction.

3. Continue by frying the road level curves and leave to simmer on a high heat for the length of a sigh.

4. Before serving in a clay dish, reheat for 10 nights, gradually adding the foal’s  mane and/or lady’s locks. Wildflowers to taste.

 

 

Leído por la autora

***

[Y la vendimia en las tinajas rica]

 

dime novio mío                si desnudos llegamos y desnudos nos iremos

con una mano delante y otra atrás

cual hostias cual obleas desmenuzándose

una mano hoja de parra

y otra tras nuestras no-cuentas en suiza

ni en ningún otro sitio en realidad

 

                si esta desnudez ensalza nuestra virtud

             si tanta desnudez en salsa nuestra virtú

 

te doy una receta típica

por si las moscas

 

Ingredientes:

 

10 trozos de voyeur de 100 gramos cada uno

1 lata de respiración consciente

1 litro de curvas a nivel

10 aguas claras cristalinas

8 cucharadas de aire muy frío

100 gramos de crin de potro y/o cabellera de mujer

1 pizca de florecillas silvestres

 

Preparación:

 

1. Dar un hervor al voyeur y desmenuzarlo prestando atención al talle.

 

2. Verter en aire muy frío las aguas claras cristalinas junto a la res-

piración consciente. Tras unos minutos incorporar el voyeur y re-

  moverlo.

 

3. Freír seguidamente las curvas a nivel y dejar todo tapado a fuego

                         veloz el tiempo de un suspiro.

 

4. Antes de presentar en cazuela de barro, se recalienta en 10 noches

y se va  añadiendo crin de potro y/o cabellera de mujer. Florecillas

                                                   silvestres al gusto.

Sara Búho: “Wspomnienia z przyszłości”

Sara Búho (CC BY – Secretaría de Cultura de la Ciudad de México – Flickr)

Wiersz przetłumaczony przez Joanna Striker (Uniwersytet Łódzki) i czytany przez Bea Lenc-Studniarska

Wspomnienia z przyszłości 

 

Poranki nie zawsze są słuszne. 

 

Chmury podtrzymują mój ciężar,  

powietrze przeszywa mnie, jak gdybym była bezcielesna, 

a wspomnienie tego kim byłam, wciąż na mnie ciąży. 

 

Świta i jestem przebudzona; 

nie znajduję sposobu na odnalezienie się 

w śladach, które zostawił ktoś inny 

w mojej własnej pewności siebie i w moich krokach. 

 

To nie ja, lecz kiedyś byłam sobą. 

 

Zmierzcha i kroki teraźniejszości 

zmieniają, 

niszczą, 

i tworzą minutę, która właśnie mi upłynęła. 

 

Trwam w tej sekundzie, 

żeby przypomnieć sobie, że beze mnie nie ma przyszłości. 

 

Zapada zmrok i zostają tylko ślady, 

zawsze pełne, 

zawsze puste, 

niefortunnych prób egzystencji 

wyczekując uważnie mojego powrotu. 

 

Poranki nie zawsze są słuszne. 

 

 

RECUERDOS DEL FUTURO  

 

Las mañanas no siempre son justas.  

 

Las nubes soportan mi peso,   

el aire me atraviesa como si no tuviera cuerpo,  

y el recuerdo de quien fui se clava a su pesar. 

 

Amanece y soy consciente;  

no hallo el modo de reconocerme  

en las huellas que dejó otra persona  

con mi mismo aplomo y mis pies.  

 

No soy yo, pero un día lo fui.  

 

Atardece y el pisar del presente  

modifica,  

destruye  

y construye el minuto que acabo de agotar.  

 

Consumo lentamente este segundo  

Para recordarme que sin mí no hay futuro.  

 

Anochece y sólo quedan las huellas,  

siempre llenas,  

siempre vacías, 

de atropellados intentos de existencia  

aguardando atentamente mi regreso.  

 

Las mañanas no siempre son justas.  

 

Manuel Astur: “The jokers”

 

Manuel Astur por Rafael Trapiello

 

Translated by Harvey Moon (UCL-University College London) and read by Julia Behan (University of Leeds)

 

Jokers 

 

My mother told me that, in her childhood, 

some men who were splitting wood 

picked a white hen that roamed near; 

they placed it upon a stump and, 

with a single axe swing, severed its head. 

Afterwards, they left the body to walk 

for a few metres until it dropped dead. 

All laughed in return. 

 

Night fell. It smelt of resin and damp earth. 

Swallows came. The sky 

rusted like a peeled apple. 

The ringing of the small church’s bell 

wandered through the valley like a cow returning to the stall. 

Eternity bathed its tired feet in the stream. 

 

Where did you go, laughing men? 

Brazen jokers. 

Are you now the beheaded hen? 

Or perhaps we are born headless 

and those steps, 

those blind steps, might they be life itself? 

 

Leído por el autor

 

Los bromistas 

 

Mi madre me contó que, siendo niña, 

unos hombres que partían leña 

cogieron una gallina blanca que pasaba por allí, 

la pusieron sobre un tocón y 

de un hachazo le cortaron la cabeza. 

Después, dejaron que el cuerpo siguiera andando 

hasta que, al cabo de unos metros, cayó muerta. 

Todos se reían. 

 

Atardecía. Olía a resina y a tierra húmeda. 

Había golondrinas. El cielo 

se oxidaba como una manzana pelada. 

El repicar de la campana de la pequeña iglesia 

caminaba por el valle como una vaca que regresa a la cuadra. 

La eternidad se lavaba los pies cansados en el arroyo. 

 

Dónde fuisteis, hombres que reíais, 

tremendos bromistas. 

¿Sois ahora la gallina decapitada? 

¿O nacemos sin cabeza 

y esos pasos, 

esos pasos ciegos son la vida? 

 

Manuel Astur: “So high”

Manuel Astur por Rafael Trapiello

Translated by Harvey Moon (UCL – University College London) and read by Julia Behan (University of Leeds)

So high 

 

If God exists, 

when I fall for the last time 

and finish with this game, 

He will lift me 

so high and so swift 

—somewhat heedless of my fears, 

confident in His power, 

full beneath His serene love— 

just as my father would raise me in his arms 

when God was him 

and I had just happened 

to fall before this moon. 

 

Leído por el autor

Tan alto 

 

Si Dios existe, 

cuando me caiga por última vez 

y termine este juego, 

me alzará tan alto y ligero 

—algo indiferente hacia mi miedo, 

seguro de su poder, 

pleno en su amor sereno— 

como me elevaba en brazos mi padre 

cuando Dios era él 

y yo acababa de caer bajo esta luna. 

 

 

Chantal Maillard: Vijaya Nagaram Ghat

 

Chantal Maillard

 

Translated by Nitya Raghava (UCL – University College London) and read by Julia Behan (University of Leeds)

 

Vijaya Nagaram Ghat

 

Clothes set out to dry on the ground, the steps, the railing which climbs up towards the city. Saris covering the dense dust of the banks. Lungis and shirts floating in the breeze on improvised ropes hung between two poles. Clothes stripped of their owners, emptied out, moulds for the spirits, aired out to vanish malevolent forces and to imbibe the forces of the sun and of the gods again, who, invoked, walk in broad daylight through the ghats.

 

Vijaya Nagaram Ghat

 

Leído por la autora

Ropa puesta a secar sobre la tierra, los escalones, la baranda que sube hacia la ciudad. Saris cubriendo el polvo compacto de la ribera. Lungis y camisas flotando al viento en improvisadas cuerdas tendidas entre dos palos. Ropa desprovista de sus dueños, vaciada, moldes para los espíritus, aireados para que se evaporen las fuerzas malignas y recuperen las del sol y las de los dioses que, invocados, andan de día por los ghats.

Sitio web de la autora

Isabel González Gil: “Ja ci mówię”

 

 

Wiersz przetłumaczony przez Malwinę Wakułę (Uniwersytet Łódzki) i czytany przez Joannę Sapetę

Ja ci mówię

 

Ja ci mówię że przed stworzeniem

ziemi i nieba

była tylko woda

że woda była przed Bogiem

 

przepaść na wielkiej powiece

Ty mi mówisz że nie

 

że na początku było słowo

którego okruchami wszyscy byliśmy

że nieśmiertelne pieśni Oceanu

są duchami które przynoszą zza morza

rybacy

że woda jest zwierciadłem

sfer niebieskich które krążą

z miłości do słowa

 

Ja cichnę i odruchowo ukrywam

złoty haczyk który orze mi pierś

od dnia gdy weszłam do Oceanu

pragnąc tamtego pierwszego słowa

 

 

Leído por Antonio Martínez Arboleda

yo te digo

 

Yo te digo que antes de la creación

de la tierra y de los cielos

solo había agua

que hubo agua antes del Dios

 

una sima en el gran párpado

Tú me dices que no

 

que en el principio era la palabra

de la que todos fuimos añicos

que los cantos inmortales de Océano

son fantasmas que traen de alta mar

los pescadores

que el agua es el espejo

de las esferas celestes que orbitan

de amor al verbo

 

Yo me callo y escondo por rutina

el anzuelo dorado que me surca el pecho

desde el día en que entré en el Océano

deseando aquella palabra primera

 

Fotografía de José Amador Martín (Crear en Salamanca)

Luis Alberto de Cuenca: “Haikus de Cuaderno de vacaciones”

 


 

 

Traduzidos por Artur Patrício, Carlos Castilho Pais e Fátima Pinto Camilo (Universidade Aberta de Lisboa). Lidos por Paulo Pepe (University of Leeds)

haikus de cuaderno de vacaciones

 

Estás tão perto 

que apaguei o teu rasto 

com o meu silêncio. 

 

* 

 

O sol esconde-se 

E digo adeus 

Aos amigos. 

 

*

 

Sob as tuas asas 

há um bosque profundo 

que desconheces. 

 

*

 

Não se vê ninguém. 

Na montanha vazia 

Não se vê ninguém. 

 

*

 

Que fará essa nuvem? 

Passar? Derramar chuva 

sobre a minha fogueira? 

 

 

Leídos por Blanca Palomero

haikus de cuaderno de vacaciones

 

Estás tan cerca 

que he borrado tus huellas 

con mi silencio. 

 

*

 

El sol se oculta 

y yo les digo adiós 

a los amigos. 

 

*

 

Bajo tus alas 

hay un bosque profundo 

que no conoces. 

 

*

 

No se ve a nadie. 

En el monte vacío 

no se ve a nadie. 

 

*

 

Qué hará esa nube. 

¿Pasar? ¿Derramar lluvia 

sobre mi hoguera? 

 

Luis Alberto de Cuenca, Haikus completos, Los Libros del Mississippi, Madrid, 2019, pp. 89-93

Fotografía de José del Rio Mons CC-BY (Wikipedia)

 

 

 

Foto de José del Rio Mons CC-BY (Wikipedia)

Andrea Rivas: “Delirium Nocturnum”

 

 

 

Poesia tradotta da Grazia Cortellino (Università degli Studi di Macerata)

 

delirium nocturnum

 

I

Agli ordini di Mrs. Dalloway 

esci a comprare fiori per riempire 

il boccale di birra che hai bevuto con lui. 

Fiori del suo colore 

fiori secchi per decorare il non stare 

il non essere con nessuno 

Però i fiorai della città  

non conoscono il colore  

Del fuoco rotto. 

Nessuno ha potuto dipingerli, 

– anche se la regina ha  di far rotolare le teste  – 

da nessuna parte è stato trovato un pigmento che potesse imitare 

Il  tenue ruggito di questa voce 

 

II

Si sfila la notte 

La bottiglia dall’alto dello scaffale 

Sputa tue parole. 

Leggo la tua paura. 

La tua debolezza mi crea un posto 

per coprirmi dalle ombre: 

ciò che è fragile che ormai non nascondi  

che ci apre uno spazio 

dove sostenere lo sguardo. 

 

III 

Siamo il vuoto che è rimasto dentro 

la polvere che si accumula nel fondo 

È la tua ombra imbevuta nella mia paura 

Dando spessore 

A ciò che è invisibile. 

 

 

 

delirium nocturnum

 

I 

A la orden de Mrs. Dalloway 

sales a comprar flores para llenar 

el casco de cerveza que bebiste con él 

Flores de su color

flores secas para adornar el no estar 

Pero las florerías de la ciudad 

no conocen el color 

del fuego roto. 

Nadie pudo pintarlas  

 – y aunque la reina exigió que rodaran cabeza- 

En ningún lugar se halló un pigmento que imitara  

El rugido tenue de esa voz 

 

 II 

Se desfunda la noche 

la botella desde lo alto del librero

escupe palabras tuyas. 

Leo tu miedo. 

Tu debilidad me hace un sitio 

para cubrirme de las sombras: 

es lo frágil que ya no escondes

que nos abre un lugar

donde sostenemos la mirada. 

 

III

somos el vacío que ha quedado dentro

el polvo que se acumula en el fondo

es tu sombra impregnada en mi miedo

dándole espesor

a lo invisible. 

 

Fotografía: Leviatán, Periódico cultural con un toque político.